Make your own free website on Tripod.com
   
 
 

 


Lars von Trier

El elemento del crimen 
o el país de la desolación

 

Fisher: -El burro se revuelca sobre la tierra floja, cada partícula de polvo le rasca el lomo. No puedo dejar de mirarlo. En un rato lo sacaremos del lecho del río con la ayuda de un arnés. Este es el país de la desolación. Aquí he vuelto hoy a hacer mi trabajo.
El analista parece un hombre amigable. Necesito de su compañía. Me desconcierta que su mujer deambule por aquí y que ese papagayo no abandone su hombro.

analista: -La fantasía esta bien pero mi tarea es mantenerlo por el buen camino. Estamos tras los hechos, usted regresa a El Cairo y a mí cuando tiene un problema. Hace dos meses dejó a el Cairo, a mí, a su esposa, todo por un trabajo de policía en Europa. ahora regresó obsesionado por unas jaquecas. Si quiere que lo ayude a deshacerse de ellas debemos retroceder dos meses en el tiempo hasta donde esto comenzó. Lo que sé es que Europa se convirtió en una obsesión para usted. ¿Cómo era su nombre?

mujer: -señor Fisher

analista: -Una obsesión señor, Fisher, un estado de ánimo. No tengo duda de que la estadía en Europa fue penosa. Muy penosa. Así que debe entrar a esa parte de su memoria. Usted dice que le cuesta recordar. Sí... sí.. de modo que para entrar en esa parte de su memoria hemos acordado probar con la hipnosis. La hipnosis es un método seguro, no puede fallar. Si se siente incómodo, cansado, preocupado, yo lo sacaré de eso, sólo pídamelo. No hay problema. Ningún problema en absoluto. Quiero que retroceda dos meses en el tiempo. Quiero que deje el Cairo. El sol, el desierto, Hoppitiher... Nilo... Nilohrakik. Es demasiado para los europeos. Sí. Verá Europa por primera vez en 13 años.

Un lavatorio inundado

Fisher: -Veré Europa por primera vez en 13 años. Pero no es la misma. Llegué al anochecer. El viaje me ha dejado inquieto. No puedo dormir. Agua, agua por todas partes pero ni una gota para beber.

analista: -La historia, ¿cuál es la historia?

un hombre en un barco: -¿hola?

Fisher: -Yo soy policía, finalmente volvieron a  llamarme de Europa para resolver un caso de homicidio.

¿hola?

Fisher: -Me dijeron que yo era capaz , eso es todo lo que sé. Voy a visitar a Osborne, al único que quiero volver a ver. Le traje algo de Egipto. ¿Dónde esta la escalera? ¡La cambió de lugar!

analista: -Debe contarme todo, señor Fisher ¿qué vé? ¿hay alguien ahí?

Fisher: -Hay un olor húmedo en el corredor, como a cuero quemado. La casera me conduce. Está envejecida.

Fisher: -Buenas noches, soy Fisher. Pasó mucho tiempo.

Osborne: -Fisher, por el amor de dios ¿De veras pensaste que no te reconocería? Bien... cuéntame sobre ti. Italia. Fuiste a Italia.

Fisher: -El Cairo.

Osborne: -Espera un momento. El viento arrecia. Fuiste sabio al irte. Se está mejor afuera. Te trataron mal. Pero el Cairo...

Fisher: -¿Cómo van las cosas en la academia?

Osborne: -Ya no enseño más, reestructuraron la enseñanza. Es, fue realmente la palabra que usaron. Supongo que yo también fui “reestructurado” pero ahora estoy bastante contento. ¿Viste a alguien afuera?

Fisher: - Kramer me consiguió trabajo

Osborne: -¿Por qué no? Es un hombre capaz. No quedan muchos con tu entrenamiento. Kramer sabe.

Osborne: -No recuerdo. Vendí mis libros y ensayos. Sí. Finalmente decidí casarme. Ella se murió.

Fisher: -Lo siento

Osborne: -Ella no podía hacer nada a medias. Por cierto, sabía cómo recordarla. Es la cosa más importante. La familia.

Fisher: -Yo tuve una esposa en el Cairo

Osborne: -¿Por qué los hombres dejan a sus esposas? No lo entiendo, me resulta incomprensible.

Fisher: -La ciudad se estaba arenando. Era imposible quedarse. Ella nació allí. No podía irse. Fuí el ultimo europeo en irse.

Osborne: -Un casamiento mixto

Fisher: -Sí. Me resulta difícil hablar de estas cosas. La amé todo lo que pude. Y eso es todo. No sé qué decir sobre tus libros. Ellos me guiaron no sólo en mi trabajo como policía sino en toda mi forma de pensar.

Osborne: -Me enfurecí cuando sacaron mis libros de la biblioteca de la academia. Ahora entiendo, yo escribía ficción, no ciencia, cosas ingenuas... peligrosas. Lo peor que puede pasar en nombre de la ciencia, es cuando el sistema supera a lo demás. Siempre buscamos el elemento del crimen en la sociedad. ¿Por qué no buscarlo en la naturaleza misma? 

 

En la morgue

médico: -Es un cadáver muy hermoso, usted puede observarlo. El cadáver es impersonal, pero lo que le interesa al científico son las marcas del asesinato. Estamos viendo el funcionamiento de una mente, de la mente de un hombre. Esa es la emoción.

Fisher: -¿Es un asesinato de El Loto?

médico: -Sí, sin duda. La cortaron exactamente de la misma forma. ¿Podés no dormirte ahora? (al ayudante)

Fisher: -¿Podría ser una imitación?

médico: -Si lo fuera, es una buena. Hay algo sobre las desfiguraciones que la prensa no mencionó. La muerte ocurrió antes de la desfiguración.

Fisher: -¿Cuál fue la causa de la muerte?

médico: -Asfixia. ¡Mire! Esos vendedores de Loto son personas débiles. ¡Vete! (a un perro) y desprotegidas, inválidas, mujeres jóvenes, etc.

Fisher: -¿La desfiguración se hizo con un cuchillo?

médico: -Con una botella rota ¿eso lo shoquea?

Fisher: -Hace años que no estoy en el trabajo policial práctico

médico: -Pero es un profesional, ambos lo somos. Nuestra admiración es por el criminal, no por la víctima. Ella está muerta. Él sigue por ahí fuera, dejando sus pequeñas huellas. Corta y se revela a sí mismo.

Fisher: -¿Dónde adquirió su práctica? ¿En Auschwitz?


"Forbrydelsens Element", 1984


Guión: Tom Elling, Tomas Gíslason, Niels Vorsel, Lars von Trier

Dirección:
Lars von Trier

Dinamarca, 1984

Actores
: Michael Elphick, Esmond Knight, Me Me Lai, Jerold Wells